22/1/19

Reseña: El ojo de Nefertiti de Jesús Cañadas




        


                                       El ojo de Nefertiti

Jesús Cañadas

Grupo Edebé

2018/Tapa dura/368 páginas/15€








JESÚS CAÑADAS




Nacido en Cádiz en 1980, es ingeniero técnico en informática por la Universidad de Cádiz, licenciado en documentación por la Universidad de Granada, así como máster en gestión cultural por la Universidad de Deusto, la Universidad de Gotinga y la Universidad de Osaka.
En 2011 publicó su primera novela, El baile de los secretos, que llegó a ser finalista a Mejor Novela en la primera edición de los Premios Scifiworld. 

En octubre de 2013 publicó su segunda novela, Los nombres muertos, con la que se le reconoció como uno de los valores emergentes del género fantástico en España, y a la que siguió Pronto será de noche
En 2015  coescribió la segunda temporada de la serie Vis a Vis. Las tres muertes de Fermín Salvochea es su cuarta novela, publicada en 2017. A esta novela de vampiros la ha seguido una de género juvenil, que inicia la serie Athenea y los elementos.

Como gestor cultural, Jesús Cañadas ha trabajado para la Generalitat de Cataluña, el Instituto Cervantes de Berlín o la Feria del Libro de Frankfurt. Actualmente reside en Berlín.


Opinión personal: El Ojo de Nefertiti es la primera novela de una pentalogía Juvenil de Fantasía escrita por uno de los grandes en la Literatura de Género en España, Jesús Cañadas. Dicha pentalogía lleva el nombre de Athenea y los elementos. Esta novela es la primera incursión del autor en el terreno de la Literatura Juvenil, es más,  esta novela hubiera acabado siendo para el público adulto si alguien no le hubiera sugerido el cambio al escritor.

El libro parte de la desaparición, en una excavación arqueológica en Egipto, de la madre y el abuelo de uno de los protagonistas de la novela,  Athenea. Athenea es una joven berlinesa que se niega a ser una damisela en apuros aunque viva en 1913. Ante la desaparición de su madre,  su padre parte en su búsqueda dejando a su rebelde hija con una estricta institutriz y su hijo, Mehdi,  un chico radicalmente opuesto a Athenea. Cuándo el peligro llegue a sus puertas, estos dos chicos tendrán que salir al mundo solos tras el padre de Athenea corriendo toda clase de aventuras por el camino. 


Si el argumento os suena a una novela de aventuras,  es porque es una novela de aventuras,  una que bebe mucho de los clásicos,  con adaptaciones a nuestra época eso sí. No veremos los machismos que encontramos en muchas de estas novelas, por ejemplo. Las escenas de acción son un recurrente en la novela y están bastante bien narradas.  Lo que más abundan son las persecuciones y las batallas,  que cuándo incluyen la magia elemental consiguen un aire de originalidad. Eso sí, esperaba un sistema de magia más original, aunque habrá que esperar a la segunda novela, dónde se ahondará más en esto, o eso creo. La acción abundante hace que la trama sea ágil y trepidante. Cómo ya pude notar en Las tres muertes de Fermín Salvochea,  Cañadas sabe llevar muy bien al lector.  


La trama se sucede en varios lugares,  destacando Berlín, segunda residencia del autor,  y Egipto. En ambas ubicaciones se nota que el autor se ha asesorado y documentado bien. No se recrea en las descripciones,  pero consigue hacer que te desplaces a esos lugares.  Se nota también la influencia de Tim Powers en el autor, algo que él mismo ha destacado en entrevistas.  Cañadas parte de una realidad histórica para ir introduciendo elementos fantásticos en la trama poco a poco. Algo que a mí me encanta,  para que nos vamos a engañar, la Fantasía Histórica es uno de mis subgéneros favoritos y Cañadas lo domina. 

Aunque no se nota tanto como me hubiera gustado, la documentación histórica y arqueológica está ahí. Y que la historia parta del misterio del ojo que le falta al famoso busto de Nefertiti es muy interesante.  Este ojo y este busto son los tesoros que los protagonistas deberán buscar.

Un aspecto que debería gustar mucho a los jóvenes que se adentran en esta saga es que Cañadas ha sido capaz de no tomar al lector juvenil por idiota.  Esto es bastante raro de ver hoy en día. Los niños están muy  sobreprotegidos actualmente. El autor acaba de tener una hija y eso ha sido una clara influencia en la novela.  Cómo él mismo confiesa, aunque quiera protegerla,  también quiere dotarla de herramientas para enfrentarse al mundo. Siendo así,  el autor no evita temas tabús como la muerte,  pero evita hacerlos sangrientos y difíciles de asimilar. Consigue un equilibrio muy bueno en este aspecto.  No engaña al lector joven, pero tampoco le da algo demasiado duro. 

Jesús Cañadas sabe que los jóvenes leen y por eso no teme meter palabras complicadas hasta para un lector adulto.  Aunque la trama esta narrada con sencillez y adolece de ser previsible,  sabe mantener bastante bien el ritmo. La novela está narrada en tercera persona de forma impecable. 

Otra cosa que no se ve mucho hoy en día es que las novelas juveniles te hablen de valores. Cañadas se distancia de lo habitual una vez más. Valores como la amistad,  el valor y la prudencia salpican la novela,  Así mismo trata temas de actualidad como el feminismo y el racismo,  estos los trata a través de sus dos protagonistas de los que hablaré en breves. Es destacable también cómo usa el humor,  está muy presente en la novela y ameniza mucho. Algunos de los gags que emplea me han hecho reír por muy recurrentes que fueran,  como las discusiones entre el italiano y el español,  o como jala Atenea a Mehdi de la corbata para obligarle a hacer algo peligroso. 



El elenco de personajes sigue los estereotipos de toda obra juvenil. Tenemos a los que trabajan para el malo que solo saben hacer chapuzas y que dotan a la obra de humor,  el villano no está mal,  pero sus intenciones y razones no son las más argumentadas del mundo. En general,  todos los secundarios son un poco decepcionantes.  Pero ahí está el dúo protagonista para tirar abajo todo esto que acabo de decir. A diferencia del resto de personajes,  Athenea y Mehdi son un soplo de aire fresco al género juvenil. Al hablar de Atenea hay que tener en cuenta que la novela se sitúa más de cien años en el pasado,  en 1913. Atenea es una chica rebelde que se niega a ser una damisela en apuros. Es la que mueve la acción en la mayoría de los casos,  es un personaje fuerte,  fuerte de verdad, y da el tono feminista a la novela. Luego está Mehdi,  de ascendencia otomana,  pero educado como un caballero prusiano.  Mehdi es la parte lógica y prudente de la pareja protagonista. Además de ser reflexivo y educado,  tiene una maleta llena de inventos realizados por él que les salvarán en más de una ocasión. Es arrastrado por Athenea al peligro y protegido por ella a su vez.  Esta pareja protagonista es muy interesante pues no dejan de ser dos inadaptados en su época. Lo que no es tan interesante es que ya me cuele una relación romántica entre los dos protagonistas. Aquí,  Cañadas usa algo fácil y que siempre funciona, un poco decepcionante,  aunque habrá que ver como lo desarrolla el autor esto en las siguientes novelas.


En general, es una buena novela juvenil. Intenta escapar de los tópicos, consiguiéndolo a medias. El estilo narrativo es notable, lo mismo que la documentación.No infravalora al lector joven y es bastante entretenida y divertida de leer.

1 comentario :

  1. Hola :D se ve un libro entretenido y genial :3 muchas gracias por la reseña.

    Un beso desde Plegarias en la Noche.

    ResponderEliminar

Recuerda que a nadie le gusta el spam. Si el comentario no es respetuoso o es spam no será publicado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...