5/7/19

Reseña : Ocho millones de dioses de David B. Gil. Un viaje por el Japón Feudal.



PORTADA OCHO MILLONES DE DIOSES

                                           
OCHO MILLONES DE DIOSES

David B. Gil

Suma de letras

2019/Tapa blanca/624 páginas/19€







Autor:

David B. Gil

DAVID B. GIL

David B. Gil es un escritor y periodista nacido en Cádiz en 1979. Es licenciado en Periodismo, posgraduado en Diseño Multimedia y máster en Dirección de Redes Sociales (seguidle en twitter, no os arrepentiréis). Ha trabajado como redactor editorial para DC Comics en España y Latinoamérica y ha sido responsable de comunicación en diferentes organizaciones políticas, además de redactor en varios medios de comunicación. Autopublicó El Guerrero a la sombra del cerezo, que fue finalista del Premio Fernando Lara y única obra autoeditada en ganar un Premio Hislibris de Novela Histórica. Actualmente publicada por Suma de Letras (2017), continúa siendo la ficción histórica mejor valorada por los lectores de Amazon España. Su segundo trabajo, Hijos del dios binario (Suma, 2016), fue finalista del premio Ignotus . Ocho millones de dioses (Suma, 2019) es su tercera novela.


KAMI JAPÓNOpinión personal: "Ocho millones de dioses" es una expresión para referirse al extenso panteón sintoísta, religión originaria de Japón. Es un título sumamente adecuado para esta novela,  ya que a esos ocho millones de kamis se suman en la novela Buda y el Dios cristiano, en el tiempo histórico en el que se sitúa la novela. Esto es el Japón Feudal del siglo XVI, en el que se están sucediendo las primeras misiones cristianas en este lejano país. Las misiones jesuitas fueron las autorizadas a viajar al país nipón comenzando a asentarse en las costas y propiciando los contactos comerciales entre Oriente y Occidente, siendo favorecidos a su vez, por Oda Nobunaga,  futuro shōgun, en su lucha contra las sectas budistas.




MISIONERO JESUITA EN JAPÓNEn este contexto tan especial empieza la novela. Los misioneros jesuitas están siendo asesinados a lo largo de una importante ruta comercial en Japón. Roma decide mandar a un clérigo que conozca bien la lengua y costumbres japonesas para investigar estos asesinatos.  El elegido es el Padre Martín Ayala, gran lingüista y traductor que se encontraba retirado en la Escuela de Traductores de Toledo tras los muchos años que estuvo de misionero en Japón. Así, Ayala vuelve a Japón y nos lo mostrará junto a Kudô Kenjirô, un samurai rural designado como su guardaespaldas.

No me había fijado en las pocas novelas históricas que hay ambientadas en Japón, pese a ser un país de lo más fascinante. Además, España siempre ha tenido una relación peculiar con este país y el Japón Feudal es una época histórica de lo más interesante,  así que es aún más extraño la escasez que hay en el mercado español de este tipo de producto. Quizás sea por la distancia que nos separa, no lo sé. El caso es que David B. Gil parece que está innovando al situar una novela en los tiempos de las primeras misiones cristianas en Japón. Unos nuevos primeros contactos marcados por el momento convulso en que Japón se encontraba en esos momentos.

El autor usa este contexto para narrar un thriller histórico lleno de aventuras, sentido de la maravilla y luchas samuráis. Si ahora viajamos al Japón actual,  es como entrar en otro mundo; este efecto debía de ser aún más notorio en aquella época, en la que las noticias que llegaban de este lejano país eran escasas y se recibían con retraso debido a la distancia y a las comunicaciones de entonces. Este país tan lejano casi compone un escenario fantástico de manual. Un mundo nuevo que el autor nos descubre a través de un viaje y de sus dos principales protagonistas,  Ayala y Kudô.

El worldbuilding histórico que nos presenta Gil tiene detrás una gran labor documental y mucho rigor histórico. Hay que tener en cuenta que en España no hay tanta documentación histórica disponible sobre Japón. Aún así, se nota que el autor ha sabido documentarse sobre el contexto político, social y económico del Japón Feudal, logra retratar vivamente el Japón de la época. También consigue transmitirnos un montón de datos que nos ayudarán a comprender este exótico país, pero sin caer en el infodumping. El lector no se quedará con todo el amplio vocabulario japonés que el autor usa en la novela, probablemente tampoco con todos los datos históricos, pero Gil consigue transmitir la sensibilidad y el modo de vida japonesa de una forma que conseguimos comprender desde nuestra óptica occidental. Además, el choque de la cultura occidental y la oriental queda muy bien reflejado en el libro a través de la pareja protagonista. El compartir unos modos de vida tan diferentes, el ver como se perciben entre ellos y se acaban comprendiendo es uno de los grandes puntos fuertes de la novela.


samurái contra caballero Tony Andreas Rudolph

La ambientación que consigue Gil está llena de realismo y sentido de la maravilla a partes iguales, pero esta ambientación no serviría de mucho si el autor no hubiera creado unos personajes principales tan interesantes. Por un lado, Martín Ayala, personaje que recuerda poderosamente a Guillermo de Baskerville debido a su búsqueda del asesino de los padres cristianos. Este personaje está lleno de grises que se ven en ese sentimiento de culpa que tiene hacia ese evento de su pasado que le atormenta y por cuestionar a veces su propia religión o más bien sus instituciones. Mientras Ayala se ve atormentado por las dudas, Kudô Kenjiro, pese a su juventud, parece no dudar de su propio código moral, el Bushido, el honor del guerrero y de la familia por encima de todo. Particularmente, este personaje me pareció demasiado blanco, representa al samurái perfecto. Eso no quita que el autor haya sabido darle una notoria evolución en la novela. El Kudô que no ha salido nunca de su aldea, no es el mismo después de descubrir Japón del guía más inesperado, el propio Martín Ayala, un extranjero. Ayala y Kudô son dos polos opuestos que se atraen y la relación que establecen es el gran sostén de toda la novela.



samurái david benzalEstos dos grandes protagonistas están acompañados de grandes secundarios también. Hay muchos secundarios, pero destacaré dos de ellos. El primero es Igarashi aunque es uno de los antagonistas de la novela, tiene tanta presencia que casi parece un protagonista a veces. Es un personaje que despierta el interés por su faceta de espía y con el que se acaba empatizando más de lo esperado. El segundo gran secundario diría que es Reiko, un personaje femenino que destaca por la posición que ha conseguido en un mundo de hombres como es el Japón Feudal. He de decir que, aunque el autor introduce algunos personajes femeninos en papeles destacados, no he podido creérmelos mucho debido a lo profundamente machista que es la sociedad japonesa de esa época.





El narrador omnisciente usado por el autor es muy conveniente para mostrarnos como la trama va avanzando con los diversos personajes. La riqueza léxica del autor se deja notar mucho en su estilo y no se debe solo al uso de palabras en japonés, que vienen bien explicadas en las notas al pie. El ritmo es bastante fluido, aunque se estanca un poco hacia la mitad del libro, pero es algo que veo mucho en novelas tan largas, cuesta mantener el ritmo durante todo el viaje de los personajes.

En definitiva, Ocho millones de dioses es un viaje épico oriental por el Japón Feudal de mano de dos personajes con una química muy especial. El autor consigue llevarnos a otro mundo a través de un viaje en el tiempo para meternos de lleno en un misterio por resolver. Si te gusta la novela negra, te gustará esta novela; si te gusta la novela de aventuras, aquí hay para rato; si te gusta la novela histórica, esta es una rara avis por el tiempo y lugar histórico que utiliza; si te gusta la Fantasía, aquí encontrarás sentido de la maravilla viajando a este lejano país. Ocho millones de dioses es una novela llena de sensibilidad japonesa y llena de humanidad universal. Una novela para leer con calma y disfrutar del viaje y de lo que se puede aprender en él.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda que a nadie le gusta el spam. Si el comentario no es respetuoso o es spam no será publicado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...