28/10/19

Reseña El largo viaje a un pequeño planeta iracundo de Becky Chambers



        
EL LARGO VIAJE A UN PEQUEÑO PLANETA IRACUNDO

                                      El largo viaje a un pequeño planeta iracundo

Becky Chambers

Insólita Editorial

2018/Tapa blanda/502 páginas/23€








Autora:

Becky Chambers

BECKY CHAMBERS


La autora californiana Becky Chambers procede de una familia con estrechos vínculos con las ciencias espaciales. Nació en los ochenta y experimentó el auge de la Ciencia Ficción televisiva y cinematográfica. Con formación en artes escénicas, trabajó en la administración de un teatro hasta que se embarcó en 2012 en una campaña de micromecenazgo en la plataforma Kickstarter para financiar la que acabaría por ser su primera novela: El largo viaje a un pequeño planeta iracundo. Dicha novela obtuvo una enorme repercusión, tanta como para convertirse en la primera novela autopublicada candidata al premio Arthur C. Clarke. La editorial Hodder&Stoughton se hizo con los derechos de la obra y El largo viaje…fue nominada en 2016 al Baileys Women’s Prize for Fiction. La continuación de la trilogía se tituló A closed and common orbit. Publicada en 2016, formó parte de las finalistas al Hugo en 2017. El tercer libro, Record of a Spaceborn Fewesta fue publicado en 2018.


Opinión personal: El largo viaje a un pequeño planeta iracundo es la opera prima de Becky Chambers. Esta primera novela fue primero autopublicada por Kickstarter. Tras el éxito rotundo de dicho Kickstarter y el apoyo de los fans, la novela dio el paso a una editorial y terminaría siendo reconocida quedando finalista en premios como el Arthur C. Clarke. Esta novela es la primera de la llamada Saga Wayfarers que se compone de tres  libros actualmente, estando la publicación del segundo confirmada en español por Insólita Editorial. Aunque los libros se pueden leer de manera independiente, están conectados de alguna manera por los personajes y, sin duda, son estos lo más destacable de la novela, pero de eso hablaré más adelante.

NAVE ESPACIALLa trama se sitúa en su mayor parte en la Peregrina, una tuneladora espacial, es decir, una nave que abre agujeros espacio-temporales para conectar diferentes lugares de universo. Nos encontramos en un momento del futuro en el que el hombre ya no está solo en el universo y tiene que relacionarse con el resto de especies sapientes. A todo esto, llega una nueva integrante a la Peregrina, en el momento en que su tripulación es contratada para hacer un túnel que conecte con una nueva especie aliada de la Confederación Galáctica. Esta especie es muy belicosa e incomprensible en muchos aspectos, por lo que nadie sabe que esperar de ellos ni de esa alianza.



Esta novela se puede clasificar de muchas formas. Es un Space Opera en toda regla, por algo la principal influencia de la autora ha sido Star Trek, aunque a mí me ha recordado más a la serie de televisión Firefly, más corta y menos famosa que Star Trek. Su reparto coral y el hecho de realizar misiones me recuerda más a esta última que a Star Trek. En la diversidad de especies de la Peregrina se ve que la autora ha mamada mucho de este género. A Largo viaje... también se la ha apodado como Sitcom Espacial por este interesante elenco de personajes, os dejo un artículo de Esteban Betancour sobre esto, que lo explica mucho mejor que yo.


STAR TREK TRIPULACIÓN



También es Ciencia Ficción Social dura, aunque no deja de lado las otras ciencias, los temas que maneja son en su mayoría de índole social. Temas como la identidad,  la libertad,  la sexualidad, la política,  la comunicación, etc... son tratados en la novela. Y la comunicación es el tema más importante sin duda  ya que, de la misma forma que la Peregrina conecta civilizaciones, la tripulación de la Peregrina tiene que convivir y comunicarse dentro de su pequeño cosmos. Dicha tripulación está formada por distintas especies,  todas ellas con modos de vida y costumbres diferentes  que supondrán barreras socio-culturales que tendrán que superar. Es curioso que la xenofobia o el especismo está muy mal visto en la novela. Eso no quiere decir que no existan prejuicios de unas especies a otras, pero estos son criticados en la novela. Además, los humanos nos hemos tenido que adaptar a los alienígenas debido al papel secundario que tenemos en el cosmos.

GALAXIAAl mismo tiempo, la novela es profundamente antiantropocentrista. La novela es una cura de humildad para los humanos, ya que el papel de estos es totalmente menor.  Esto se ve en el lugar que tienen dentro de la Confederación Galáctica, no son una parte importante de la misma, si no unos totales segundones. El humano aparece como un elemento insignificante. Con esto, la autora quiere plantearnos nuestra forma de ser y como está podría llevarnos a la extinción, una extinción que casi ocurre en el universo de Chambers.

La novela también se enmarca dentro de la Ciencia Ficción Costumbrista. Al contrario de lo que suele pasar en los Space Opera, esta obra se centra en lo íntimo, dejando de lado las grandes epopeyas espaciales. No es que no haya acción,  pero está no brilla tanto como otros elementos de la obra. Chambers nos habla de las pequeñas cosas que ocurren todos los días.

Por último,  esta novela se encuentra dentro del Hopepunk. La lectura de un Largo viaje a un pequeño planeta iracundo es muy positiva, pese a su final agridulce. El tono optimista prepondera en la novela pese a la advertencia que nos lanza Chambers sobre nuestro comportamiento destructivo.  Es una novela de aprendizaje, donde las diferencias entre los personajes se acaban superando. Al igual que ocurría en Binti, Chambers prefiere hacer un llamamiento a la comprensión y a la tolerancia, que fomentar el odio.

Enlace de interés: Hopepunk: un enfoque optimista para la Fantasía y la Ciencia Ficción


"Los harmagianos tenían dinero. Los aeluones tenían potencia de fuego. Los aandrisks tenían diplomacia. Los humanos tenían disputas."



En cuanto al mundo que crea Chambers es muy rico, pero esa riqueza no se basa en la descripción. En muchos casos son los personajes los que nos dan la información necesaria par a comprender el mundo que ha creado Chambers. Los diálogos están llenos de reflexiones, lo que hace la lectura bastante amena. Sin describir demasiado,  crea un mundo coherente con buenas bases. La autora crea multitud culturas y especies originales que dan mucha riqueza al mundo. 


Enlace de interés: El universo de Becky Chambers


IALos personajes son el punto central de la novela y sin duda es lo que más me ha gustado de la misma. En la tripulación de la Peregrina predomina la diversidad. Tenemos a algunos humanos, estos también vienen de culturas diferentes,  ya que algunos son refugiados y una de ellos proviene de Marte, siendo esta considerada de una posición social superior.  También hay de otras especies, con organizaciones sociales propias de su biología y de su planeta de origen. Sin duda, hay que destacar a Lovely, la IA que maneja la nave y que es uno de los personajes más interesantes de la novela por la relación romántica que tiene con otro miembro de la tripulación. Todos los miembros de la tripulación tienen su profundidad y su historia detrás, así como una cultura propia y una forma de relacionarse con los demás. Esta variedad de personajes da lugar a muchas tramas, a muchas reflexiones y a muchas relaciones entre ellos. Este reparto coral es el motor narrativo de la novela y es el portador de los mensajes que Becky Chambers nos quiere transmitir. La tripulación habla, se relaciona y con ello la autora consigue hablarnos de muchas cosas.


Debido a esta importancia que Chambers deposita en los personajes, en la novela abundan los diálogos largos. El estilo de Chambers es ágil y fluido, es una novela muy bien escrita para ser de una autora novel. Eso sí, tiene un ritmo algo irregular en ocasiones. A veces hay saltos en el tiempo poco claros,  ya que la novela resulta ser episódica en muchas ocasiones acentuando su parecido con una Sitcom Espacial.

Enlace de interés: Entrevista a Becky Chambers por la Nave Invisible


Al acabar la novela, te queda una sensación agridulce y no solo por el final. La familia que se forma en la Peregrina se despide del lector en esta novela, dejándonos con ganas de saber más de esta peculiar tripulación y sus aventuras. Con ello, nos deja ese mensaje de advertencia y de esperanza al que deberíamos prestar atención. El largo viaje a un pequeño planeta iracundo se convirtió en lo mejor que leí el año pasado. Me enamoró esta Sitcom Espacial. Becky Chambers es una de las tantas autoras de Ciencia Ficción que están saliendo a la luz en los últimos años, que demuestran que las mujeres pueden escribir una CF tan buena como los hombres, incluso mejor en mi opinión. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda que a nadie le gusta el spam. Si el comentario no es respetuoso o es spam no será publicado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...